El objetivo principal del Tratamiento Rehabilitador es mantener el paciente en las mejores condiciones físicas posibles, obtener el alivio o mejora del síntoma tratable, la prevención de complicaciones que agravan la situación y la instalación de medidas o procedimientos para mantener la autonomía del paciente y su calidad de vida el mayor tiempo y de la mejor forma