La  Fisioterapia Traumatológica  trata patologías traumáticas; como lo son las fracturas, luxaciones, politraumatismos, patologías traumáticas musculares, esguinces ... La acción terapéutica está encaminada principalmente a: Alivio del dolor. Reducción de la inflamación. Recuperación de la movilidad. Recuperación funcional del paciente. Para ello se utilizan técncias de masoterapia, kinesioterapia, magnetoterapia, electroterapia, ultrasonoterapia, hidroterapia, FNP (Estiramientos Analíticos en Fisioterapia), y todas cuantas derivadas de los agentes físicos considerados oportuno.